jueves, 17 de marzo de 2011

Cosas que suceden a veces...

En ocasiones la vida te sorprende, y te encuentras haciendo algo que nunca te habías planteado. Algo que tal vez hasta ese momento no habías percibido lo especial que era para ti.

Puede ser algo que esté cambiando tu vida para siempre, pero también puede ser un hecho absurdo. Una simple vivencia que en el fondo siempre quisiste protagonizar, aunque nunca te lo hubieses planteado. Y te reporta una gran felicidad, aunque sea momentánea. En mi caso podría decir que este nuevo año me está brindando una infinidad de pequeños momentos, y la mayoría de ellos ni siquiera me los había planteado jamás. Muchos de ellos relacionados con la pluma y el papel, con mi afición de escritor (o escribidor, como lo llamarían muchos), que me han abierto los ojos hacia lo que verdaderamente quiero. Unos recuerdos entre papel, tinta y café que de algún modo quedarán siempre imborrables.

Aunque también hay otros pequeños momentos que no tienen nada que ver con la escritura. Hace unos días viví uno de ellos, a medio camino entre las letras y lo personal. Estuve redactando una entrevista a cierto escritor misterioso. Lo siento, no puedo desvelar su nombre ni su género; se publicará el próximo mes en El Tiramilla, ese lugar que frecuento desde hace un tiempo como redactor y en el cual firmo con mi nombre y mi rostro. Lejos de seudónimos, allí soy simplemente Alberto.

Ya había realizado algunas entrevistas anteriormente; si nos remontamos un año en el pasado, recordaréis varias que hice para el blog. Sin embargo ninguna como esta. Ni en forma, ni en contenido. Esta es especial. Y cuando estaba escribiéndola me di cuenta de lo mucho que representaba esa entrevista para mí, de lo mucho que había deseado poder charlar con esa persona, sin apenas ser consciente de ello. Como esas ocasiones que mencionaba al principio.

Tuve que contenerme para no volcar en ella asuntos demasiado personales y centrarme en lo objetivo que requiere una entrevista de ese tipo, pero aun así estoy contento con el resultado. No miento si digo que me muero de ganas por descubrir sus respuestas.

Pronto podréis leerla y entender de quién hablo; os espero en El Tiramilla.

4 comentarios:

Menchus dijo...

Tengo ganas de saber quien es el escritor de la entrevista, habrá que esperar un poco =)
Serenity ♥

Sidel dijo...

Que intriga!!! yo también me paso por el tiramilla, me gusta bastante. Me alegro de que las cosas te sorprendan y vayas a mejor, es importante saber lo que uno quiere, no hay que perder nuestros objetivos de vista. Ánimo!

Sheikh dijo...

@Sidel: ¡Gracias! jeje. Espero que te guste la entrevista cuando se publique ;).

Óscar Luis Mencía dijo...

Berto for president.