jueves, 25 de febrero de 2010

"Ciudad de ceniza", Cazadores de sombras II, de Cassandra Clare

Clary Fray desearía que su vida volviera a la normalidad. Si pudiera dejar atrás el mundo de los cazadores de sombras, tendría más tiempo para Simon, su mejor amigo, que se está convirtiendo en algo más... Pero el mundo subterráneo que acaba de descubrir no está preparado para dejarla ir; en especial ese apuesto y exasperante Jace.

Para complicar las cosas, una ola de asesinatos sacude la ciudad. Clary cree que Valentine está detrás de esas muertes, pero ¿cómo podrá detenerle si ahora Jace parece dispuesto a traicionar todo en lo que cree?

Por fin he terminado la segunda parte de la trilogía, y he de decir que me ha gustado más que la primera: hay más acción, más trama, pasan más cosas a la vez...

Este libro transcurre poco después de donde termina el primero. La madre de Clary sigue en coma, pero ella no sabe qué hacer para curarla. Mientras tanto sin darse cuenta empieza una extraña relación con Simon, el cual está algo más raro a cada día que pasa. ¿Por qué?

Al mismo tiempo Jace intenta asimilar algunos de los cambios que ha sufrido su vida. Sin embargo su relación con sus padres adoptivos parece enfriarse, y todo se complica cuando al Instituto llega la Inquisidora, un alto cargo entre los Cazadores de Sombras que le sacará de sus casillas.

Para colmo algo hace que se tambalee la precaria situación de los subterráneos, ya que algunos de ellos están apareciendo muertos. Y todo parece apuntar que los Hijos de la Noche andan tras esos asesinatos...

Lo primero que nos encontramos en esta segunda parte es que Cassandra Clare ya no se limita a narrar las cosas que suceden en torno a Clary, sino que las va intercalando con escenas de Jace, Simon o de otros protagonistas (dependiendo del momento de la novela). Y esto para mi es un punto a favor, ya que además de ver que ha sido capaz de manejar al mismo tiempo los distintos personajes, ha conseguido atraparme en cada pequeño fragmento.

Tras las extrañas escenas del final del primer libro, donde Jace aparecía de una forma muy diferente a como se había mostrado en el resto de la novela, en este recupera su personalidad inicial. O al menos una personalidad muy parecida a ella, puesto que ahora tiene sus pequeños momentos sentimentales entre tanta ironía y arrojo. La relación entre él y Clary da mucho juego, con sus continuos acercamientos y alejamientos, sus "quiero y no puedo".

Conocemos más a una de las especies de subterráneos que nos quedaron por descubrir: el pueblo feerico. Y es que las hadas que viven en Nueva York no se parecen mucho a los pequeños seres alados alegres y bondadosos que os podáis imaginar. Son juguetones, cautivadores y delicados, pero al mismo tiempo peligrosos, y hasta cierto punto malvados.

Simon es un personaje que adquiere un mayor protagonismo, y a mis ojos ahora es alguien mucho más interesante. Ha dejado de ser el mundano simplón que persigue a Clary por amor, tiene una personalidad más elaborada e incluso llega a sorprender con algunos de sus actos.

El argumento, como contaba al principio se hace algo más enrevesado, y al final se dejan algunos cabos sueltos muy interesantes, como el nuevo don de Clary, algo que le hace mucho más poderosa y especial de lo que parecía en Ciudad de Hueso.

Pocos fallos veo ahora mismo, y aunque algunos hay, en general me ha dejado muy buen sabor de boca. ¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?

6 comentarios:

Megami dijo...

Aún no me leo el primero, le tengo unas ganas!!! ^^

Besos!

poy dijo...

Yo ya he leido el primero y el segundo ¡y ya tengo el tercero! a ver cuando lo leo xD

Maisha dijo...

Pues! Cuando leas el 3 fliparas en colores! Es el que mas me ha gustado de los 3, si algo veía que fallaba en estos libros son las eternas parrafadas (que han quedado olvidadas en el tercero) Así que corre a por el! Aviso: Dejan cabos sueltos, y es que va a salir uno donde narra Simon! xD

Dreamer dijo...

A mi este también me gustó más que el primero :)
Y tengo unas ganas locas de comprarme el tercero y devorarlo, peeeeeero estoy sin blanca, así que tendré que esperar XD

Buena reseña, por cierto :)

Óscar Luis Mencía dijo...

Hmmm... Muy bonita la cubierta. ¡El primero aún me espera en la estantería!

Saludetes.

Olga dijo...

Ya he devorado los tres y la verdad el final del tercer libro me dejó un poco "plof"