viernes, 10 de junio de 2011

Un paso ¿trascendental? en el mundo de las recomendaciones

Mi malhumor con las estrategias de marketing de las editoriales tenía que explotar un día. Y hoy, que me siento guerrero (Ony hace de las suyas y me contagia su rebeldía, aunque otro día ya os hablaré de Ella), he decidido hablar de esas geniales y fantabulosas recomendaciones en las portadas de las novelas.

Supuestamente su misión es alentar al comprador, ¿no?
¡Ja, que os lo habéis creído! La mayor parte de ellas tienen efectos contraproducentes. ¿Cuántas personas no se atrevieron en un principio con Cazadores de Sombras únicamente por la frasecita de la señora Meyer en medio de la portada?

Porque encima esas frases van impresas en la portada y son indelebles. Algo que me repatea hasta límites insospechados. ¿Qué necesidad hay de estropear las ilustraciones? En los inicios de esta bonita tradición (cofcof) las frases se imprimían en bandas que podían quitarse. Después en la parte trasera. Pero ahora, lamentablemente, van en portada.

Sin embargo no era eso sobre lo que quería hablar hoy. No, venía a hablar del paso trascendental que ha habido en la categoría de los recomendadores. Primero eran escritores con cierto renombre, aunque fuese únicamente por su nivel de ventas y no por la calidad de su pluma. Después, en un alarde de ingenio, los propios personajes se atrevieron a recomendar libros. [Nota: para quien no leyese mi gamberrada literaria Ni los clásicos se libran en El Tiramilla, os informo de que estoy hablando de las nuevas ediciones de Cumbres Borrascosas y Orgullo y prejuicio, que lucen el siguiente pegote en sus portadas: Los libros preferidos de Edward y Bella]

Pero ahora... ¡ah, ahora hemos llegado al final de la evolución! Se encarga de demostrárnoslo la cubierta de Paranormal, publicado por Ediciones B. ¿Recomendado por Cuore? Ejem... Diría que nada podrá superar esto, pero ya pensaba lo mismo de la frase de Edward y Bella hace meses y he tenido que comerme mis palabras. Por eso ahora no peco de inocente y me atrevo incluso a imaginar el próximo paso trascendental en el mundo portadil. Atención, señoras y señores, la futura recomendación será algo así, palabra allí, palabra allá: El libro que utiliza Yola Berrocal para calzar las patas de su muebles.

¿Que no? Ya veréis, tiempo al tiempo...

3 comentarios:

HarLe dijo...

Pienso totalmente igual, vaya costumbre fea la que están tomando de poner citas y más citas en mitad de las portadas U:___D y ya no únicamente eso, qeu la afea bastante a mi parecer, si no que como bien dices el que venga de tal o cual autor/a o "personajes" puede dar pie a lo contrario de loque se busca, es decir, a que dejemos el libro de nuevo en la estanteria y hagamos como que nada ha pasado U:_D

No veo mal, si tienen la necesidad imperiosa de poner citas, que añadan el típico papelillo que se puede quitar si te apetece, como el que ponen cuando se han vendido tantos o cuantos millones de ejemplares o en el que se citan las ediciones por las que va la obra en cuestión... pero en fin, se ve que se prefiere estampar el comentario en cuestión sin posibilidad de eliminarlo (no está bonitoquitar un cacho de portada Ux_D).

¡Un saludo!

Kate PB dijo...

No me parece tan mal el de la frase de cazadores de sombras ya que es una opinion pero creo que ya es demasiado que hayan puesto en el de cumbres borrascosas "Los libros preferidos de Edward y Bella" ... me parece un poco exagerado.

Sidel dijo...

Jajajaja, la verdad es que es horrible, recomendado por cuore, venga por favor!!! que mala publicidad, eso daña claramente la imagen de un libro, los que leen el cuore pensaran que es un libro plagado de fotos, que chasco se llevaran cuando vean que de fotos ni hablar, jejeje. Sería divertido verlo. En fin y lo de los clásicos, siempre serán eso, aunque los recomienden Bella y Edward, jajaja. Saludos.